Las falsificaciones amenazan la industria de los relojes suizos

By 14 diciembre, 2016Industria

Deloitte dio a conocer los resultados del quinto estudio de la industria de relojes suizos, en este  da a conocer las estimaciones y proyecciones del sector basados en encuestas hechas a consumidores y ejecutivos encontrando que de los ejecutivos: 54% se muestran pesimistas sobre la economía del sector y 65%  se muestran pesimistas sobre los mercados de exportación para los siguientes 12 meses.

De acuerdo a los resultados del estudio el mayor riesgo que presenta la industria relojera es la débil demanda extranjera de los productos superando incluso el fortalecimiento del franco suizo. 79% de los encuestados considera que una demanda extranjera débil es un riesgo significativo para sus negocios especialmente en Hong Kong donde  las exportaciones siguen cayendo.

Ante esta situación algunas compañías decidieron bajar los precios de líneas de relojes suizos de gama media e incluso en los modelos de acero como estrategia para sobrellevar estas amenazas.

Por primera vez desde que Deloitte realiza esta encuesta, la falsificación de relojes suizos se consideró una de las principales amenazas de la industria en la percepción de los ejecutivos, de acuerdo con la Federación de la Industria Relojera Suiza (FHS) por sus siglas en inglés 40 millones de relojes falsos son producidos cada año en comparación con los 30 millones de relojes suizos genuinos. El crecimiento de las ventas en línea ha permitido el aumento de la comercialización de relojes suizos falsos  gracias al anonimato con el que pueden ofrecerse y no sólo es la falsificación lo que amenaza la industria también existe preocupación por la venta de relojes genuinos con descuentos en el mercado gris sin autorización previa de los fabricantes.

Además con la llegada al mercado de los relojes inteligentes como el Apple Watch que desde su lanzamiento ha tenido mucho crecimiento llegando a las 8.1 millones de unidades producidas contra 7.9 millones de unidades de relojes suizos a finales de 2015, que aunque no supera en valor de venta a los relojes suizos también es una amenaza que no debe pasarse por alto.

Fuente: Deloitte, 2016

Share This